Es de sobra conocida la dificultad que sufren los caballos para digerir grandes cantidades de almidón en su dieta, y es de dominio público que las dietas altas en almidón pueden conducir al desarrollo de úlceras gástricas, resistencia a la insulina, laminitis y a la aparición de miopatías.

Si bien algunos caballos, como aquellos con resistencia a la insulina o afecciones como laminitis, PSSM y Cushing, sólo deben ser alimentados con dietas bajas en almidón, los caballos de alto rendimiento que necesitan más calorías y energía adicional pueden tener su dieta adaptada de acuerdo con su peso, su carga de trabajo y su actitud. Pero estos caballos no tienen porque consumir necesariamente alimentos ricos en almidón; Las grasas, como los aceites, en el alimento, pueden proporcionar energía y ayudar a ganar peso cuando sea necesario sin colapsar el sistema digestivo del caballo.

¿Qué cantidad de granulado necesita un caballo?

Los caballos que sólo realizan trabajos ligeros o que están en reposo deben recibir una dieta rica en fibra a base de forrajes (principalmente pasto, heno o ensilado) con las raciones de concentrado en el mínimo para evitar el consumo excesivo de energía (que fácilmente se puede convertir en grasa).

En general, la cantidad diaria recomendada de concentrado para dar a un caballo que está trabajando oscila entre el 0,15% y el 1% del peso corporal total. Muchos propietarios olvidan que el intestino de su caballo sólo puede manejar pequeñas cantidades de alimento a lo largo del día  y que su estómago y su intestino delgado son los encargados de realizar el duro trabajo que supone descomponer y absorber las porciones de granulados de la dieta. Por lo tanto, los concentrados nunca deben superar los 3 kg en una sola ración y, si es posible, los alimentos deben dividirse en tres raciones a lo largo del día.

Si estás alimentando a tu caballo tanto con heno como con granulado, primero le debes proporcionar el heno para facilitar la transición lenta y una buena digestión en el intestino delgado. Si el granulado pasa demasiado rápido y entra en el ciego, el pH en el ciego puede volverse demasiado ácido, matando las bacterias buenas y posiblemente causando laminitis o los temidos cólicos.

¿Cuándo es una dieta baja en almidón una buena idea?

Caballos en pastos pobres: A veces, una dieta de sólo pasto o heno no es suficiente. Los caballos necesitan proteínas y vitaminas en su dieta al igual que nosotros y, a veces, el heno y los pastos por sí solos no pueden proporcionar estos elementos nutricionales vitales. En estas situaciones, puedes complementar con raciones diarias de alimentos bajos en almidón y ricos en fibra enriquecidos con oligoelementos y vitaminas.

Easy Keepers: Razas propensas a aumentar de peso fácilmente, como los Quarter Horses, PRE y razas autóctonas, son susceptibles de padecer problemas de salud como la temida laminitis. Si a estos caballos se les proporciona un alimento rico en energía, pueden volverse obesos fácilmente. Una alternativa baja en almidón asegurará una buena salud sin kilos de más.

Caballos con afecciones musculares hereditarias: Los caballos con PSSM y ERS necesitan un estricto control dietético para evitar brotes y episodios de tying up. Investigaciones han demostrado que los caballos diagnosticados con PSSM que realizan ejercicio regularmente y que reciben una dieta baja en almidón y azúcar, y alta en grasas pueden eliminar eficazmente muchos signos clínicos de la enfermedad.

Postoperatorios: Los caballos que se han sometido recientemente a una cirugía, sobre todo si ha sido una cirugía gastrointestinal, suelen tener las funciones digestivas comprometidas. Por ello se recuperarán más rápido si se les proporciona un alimento bajo en almidón, bajo en proteína, pero rico en fibra altamente digestible y en vitaminas y oligoelementos. Los alimentos como Low Starch & High Fibre también contienen probióticos (levaduras) que pueden ser útiles para apoyar la función digestiva al mejorar la población microbiana dentro del caballo.

Caballos con función hipofisaria y tiroidea comprometida: Los caballos con disfunción tiroidea o pituitaria pueden tener una tolerancia reducida a la glucosa y se beneficiarán de una dieta baja en almidón.

Caballos con disfunción hepática o renal: Los caballos que padecen disfunción renal o hepática requieren una dieta baja en proteínas, calcio y fósforo. Además, se deben evitar las dietas altas en grasas en caballos con disfunción hepática.

Caballos mayores: Para los caballos geriátricos que luchan por masticar heno o pastar debido a la falta de dientes, un alimento bajo en almidón combinado con gránulos altos en fibra que se puedan remojar asegurará que el caballo reciba los nutrientes adecuados y el suficiente sustento para mantener su peso.

Caballos con trastornos endocrinos: Para los caballos que padecen resistencia a la insulina, Cushing o Síndrome Metabólico Equino, una dieta alta en fibra y baja en almidón es una parte extremadamente importante de su tratamiento y manejo. Se debe evitar el pasto, especialmente a principios de la primavera y finales del otoño, cuando la planta está acumulando la mayor cantidad de azúcares y una alimentación baja en almidón puede ayudar a garantizar que el caballo no desarrolle ninguna deficiencia de nutrientes.

Kelpies ayuda a mantener a tu caballo sano de dentro afuera

Echa un vistazo a nuestros tres alimentos bajos en almidón favoritos:

Low Starch & High Fibre

Es un alimento en formato muesli formulado con bajo nivel de almidón y carbohidratos (azúcares) para caballos muy excitables, para caballos en reposo que no pueden ejercitarse o para aquellos con sobrepeso o tendencia a engordar. Liberación lenta y sostenida de energía para un rendimiento controlado.

Con ácidos grasos omega 3, vitaminas y oligoelementos, este alimento es especialmente beneficioso para los caballos metabólicos propensos a la laminitis, síndrome de Cushing, PSSM y RER para que tengan buen aspecto y se sientan lo mejor posible. Sin avena Enriquecido con tecnología Alltech Yea-Sacc®, Actigen®, Synergen® Bioplex®, Sel-Plex®

Keep Calm

Muesli para caballos que requieren una dieta moderada en almidón. Formulado para caballos ansiosos, sensibles, excitables o aquellos con tendencia a engordar o sobrepeso. Rico en ácidos grasos omega-3 y fibra altamente digestible que les aporta un nivel controlado de energía. Enriquecido con tecnología Alltech Yea-Sacc®, Actigen®, Synergen® Bioplex®, Sel-Plex®

Slow Energy

Muesli para caballos en entrenamiento y competición de carácter excitable que requieran energía de liberación gradual. Preparado con una fórmula alta en fibra y baja en almidón que es rica en aminoácidos esenciales, oligoelementos, ácidos grasos y antioxidantes. La energía de liberación lenta ayuda a mantener un equilibrio en los niveles de vitalidad y a la estabilidad en el rendimiento. Sin avena. Enriquecido con tecnología Alltech Yea-Sacc®, Actigen®, Synergen® Bioplex®, Sel-Plex®

¿Quieres saber más? Envíanos un mensaje a info@kelpiesgalicia.com y nos pondremos en contacto contigo para resolver todas tus dudas.

Cristina

Author Cristina

More posts by Cristina